Los Mártires Mexicanos

La pintora Mexicana de gran renombre, Martha Orozco, pintó el cuadro que muestra a los seis sacerdotes -- miembros de Caballeros de Colon -- que fueron canonizados el 24 de mayo de 2000 por el Papa Juan Pablo II.

La pintora Mexicana de gran renombre, Martha Orozco, pintó el cuadro que muestra a los seis sacerdotes -- miembros de Caballeros de Colon -- que fueron canonizados el 21 de mayo de 2000 por el Papa Juan Pablo II.

Los Mártires Mexicanos

Además de la revolución en México, la década de 1920 trajo consigo la persecución en masa de los católicos.

Los misioneros fueron expulsados del país, los seminarios y las escuelas Católicas se cerraron, y a la Iglesia se le prohibió ser dueña de propiedades. A los sacerdotes y a los laicos se les pidió renunciar a Jesús y a su Fe en público; y al rehusar no solo enfrentaron castigo sino tortura y muerte.

Durante esta época de opresión y crueldad, Caballeros de Colón no sólo no se fueron de México sino que los 400 miembros en existencia en 1918 se convirtieron en 43 consejos y 6,000 miembros en el espacio de solo cinco años. En esos tiempos, Caballeros estaba distribuyendo cinco millones de folletos en los cuáles se describía la brutalidad del gobierno mexicano hacia los Católicos. Como resultado, el temor del gobierno mexicano hacia la Orden llegó hasta tal extremo que eventualmente la declaró fuera de la ley.

Miles de hombres, muchos de los cuales fueron Caballeros, no se sometieron a estas amenazas ni renunciaron a su Fe; y por esto, a menudo, pagaron con sus vidas. Adoptaron esta posición cuando fue lo mas difícil de hacer, y su valor y devoción han hecho eco a través de la décadas.

A continuación se encuentran algunas de las historias de los Caballeros de Colón que se unieron a las filas de mártires mexicanos que se encuentran entre las 25 victimas de la persecución religiosa y quienes fueron canonizados por el Papa Juan Pablo II en el año 2000.