La creación

Trabajo artístico original de Bruce Gillespie

19 de noviembre, 2016 - 29 de enero, 2017

Cuando Bruce Gillespie nació en Connecticut el 30 de junio de 1952, se les dijo a sus padres que él no era una persona "capaz de ser independiente" y que deberían internarlo de inmediato. A pesar del diagnóstico de síndrome de Down, los padres de Bruce decidieron criarlo en casa. Desde muy temprana edad su habilidad artística era evidente y sus padres trataron de fomentarla. "Percibíamos que eso era lo que lo hacía feliz. Ese algo bello, eso es lo que intenta expresar. Es belleza. Y la única manera en que puede expresarla no es a través de la voz, sino mediante el trabajo real de la misma, mediante medios materiales en lugar de medios verbales".

Al asistir al Centro Regional de Danbury de 1974 a 1976, el talento artístico de Bruce empezó a valorarse. Su arte se eligió para el folleto de las Olimpiadas Especiales de 1976 y fue nombrado artista del personal de Creative Concerts, Inc. A pesar de estos reconocimientos, Bruce "no dibujaba para complacer a nadie. Solo dibujaba porque sentía el impulso de expresarse. Una vez que terminaba un dibujo no le importaba qué pasara con él, podrían tirarlo y a él no le importaba. Solamente tenía que dibujarlo, eso era lo único importante".

Desde 1976, Bruce ha vivido en Florida, Texas y Arizona con diferentes parientes. Ha seguido creando y exhibiendo su trabajo artístico. En 2012, se mudó de vuelta a Connecticut para vivir con su sobrino. Sigue dibujando en un programa diurno en Danbury y participa en las Olimpiadas Especiales. Su trabajo artístico se exhibió recientemente en el Consejo de Artes de New Haven.

En el verano de 1976, Bruce emprendió una colaboración con su profesor, Sam Goldenberg, para ilustrar una biblia para niños. Para crear cada ilustración, Sam leía un pasaje bíblico antes de que Bruce dibujara, y explicaba los versos cuando era necesario. Sus retratos de la historia de la creación, los cuales se muestran aquí, han generado las siguientes opiniones:

Sus dibujos…tienen vida, vibran con movimiento y color, son consistentes. A pesar de su discapacidad, tiene el don para comprender intuitivamente la esencia de su tema y para poder expresarla en su arte.

Madre Miriam Benedict O.S.B.
Convento de Regina Laudis
Bethlehem, Connecticut